La presentación oficial de everis school, celebrada en el Hotel Palacio Santa Ana de Valladolid, ha contado con la presencia e intervenciones de Eva Ferrer, responsable de everis Educación, Francisco López, CEO de everis Initiatives, y Pablo Trillo-Figueroa, Delegado Territorial de la Junta de Castilla y León.

Everis school: profesionales cualificados

En primer lugar, Eva Ferrer desgranó el porqué de la aparición de everis school. La alta demanda de profesionales cualificados requería un punto de encuentro en el que aunar conocimientos y asegurar una formación tan importante como necesaria. No en vano, solo en 2017, everis prevé contratar a 2.500 personas en el ámbito tecnológico. Unos profesionales que se formarán gracias a un programa académico acorde a sus competencias futuras, a través del cual recibirán un curso de 2.000 horas a lo largo de dos años. En él, especialistas de everis impartirán una programación basada en cuatro pilares: Ciberseguridad, Experiencia de Usuario, Big Data y Movilidad.

Por su parte, Francisco López destacó que everis es uno de los mayores contratadores de los últimos años y cuenta con más de 50.000 alumnos en todo el mundo. Sin embargo, era necesario ir un paso más allá y disponer de formación profesional específica, para lo cual se requería un centro donde poder impartir esa formación. Como consecuencia de ello surge everis school, donde la formación profesional y la empresa tendrán un objetivo común: formar los profesionales que nutrirán a la propia empresa.

Por último, fue el turno de Pablo Trillo-Figueroa. El Delegado Territorial de la Junta de Castilla y León en Valladolid ahondó en la importancia del derecho al trabajo y a la educación de cada ciudadano. A pesar de destacar que en la región hay una buena formación y una inserción en el mercado laboral del 76%, comentó que las personas necesitan seguir enriqueciéndose, un tema en el que es vital la participación de todos. Para ello, el esfuerzo y la responsabilidad son fundamentales, y hay que saber transmitirlas, ya que la formación es un componente importantísimo de empleabilidad.